FacebookTwitter

 

Artículo Original

La investigación como instrumento de formación de profesores de la Escuela de Enfermería del Hospital Británico. Una experiencia académica con impacto en la comunidad docente

Teresa Gómez, Fernando Napoli, Patricia Tilli

Revista Fronteras en Medicina 2014;(03): 0103-0108 | Doi: 10.31954/RFEM/2014003/0103-0108


Desde hace varios años se han planteado interrogantes sobre la imagen que la sociedad posee de la Enfermería como profesión, y la dificultad que desde la práctica misma se ha tenido para hacer visible e identificable las competencias propias del rol profesional de Enfermería, aún hoy -a pesar de los logros en el grado académico (máster, doctorado) se observa que la sociedad no reconoce la Enfermería como una disciplina autónoma e independiente. Los efectos de esta situación sobre la autoestima de los estudiantes de Enfermería ha sido detectada por los docentes de la Escuela de Enfermería del Hospital Británico de la Ciudad de Buenos Aires en su práctica cotidiana, razón que motivó un trabajo que combinó varias etapas: a) de formación de docentes, b) de investigación de campo sobre la imagen que los pacientes del Hospital Británico poseen de los enfermeros, c) el análisis de resultados d) bajada al aula de los mismos y, e) desarrollo de propuestas para revertir la situación dentro y fuera del espacio áulico. En el presente trabajo se expone tanto la experiencia de investigación realizada como los efectos positivos en materia de formación del profesorado, además de la interacción de los docentes, los alumnos y la comunidad hospitalaria.


Palabras clave: Educación, Enfermería, Investigación, Rol profesional.

For several years questions have raised about the image that society has of Nursing as a profession, and the difficulty that has been visible and identifiable from the practice itself of the competences inherent to the professional role of Nursing, still today -despite the achievements in the academic degree (MA, PhD) it can be seen that society does not recognize Nursing as an autonomous and independent discipline. The effects of this situation on the self-esteem of nursing students has been detected by the teachers of the School of Nursing of the British Hospital of Buenos Aires City in their daily practice, motivating a task that combined several stages: a) teacher training, b) field research on the image of the British Hospital patients have of nurses, c) analysis of results d) informing the classroom thereof and, e) development of proposals to reverse the situation inside and outside the classroom space. In the present work it is exposed both the experience of research conducted as well as the positive effects on teacher training, in addition to the interaction of teachers, students and hospital community.


Keywords: Education, Nursing, Research, Professional role.


Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Hospital Británico de Buenos Aires. Para solicitudes de reimpresión a Revista Fronteras en Medicina hacer click aquí.

Recibido | Aceptado | Publicado 2014-09-30


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Gráfico 1. Conocimientos de los pacientes

Grafico 2. Rol y competencias específicas de la profesión de enfermería

Gráfico 3. Profesional al cual acudían para evacuar dudas

Grafico 4. Autonomía para la planificación de los cuidados del paciente

Comentarios Preliminares

Hoy, más que nunca, los profesionales de la educación juegan un papel clave en la mejora de la calidad de la educación. Los resultados de la investigación han proporcionado una mayor comprensión de las prácticas educativas y de los contextos institucionales; no obstante, vemos la necesidad de que el profesorado asuma el papel de investigador de la educación. La imagen del profesorado investigador se considera como una herramienta de transformación de las prácticas educativas1.

Desde 1890, año en que se fundó la Escuela de Enfermería del Hospital Británico (HB) en la Ciudad de Buenos Aires constituyéndose en la primera Escuela con el modelo de Florence Nigthingale habilitada en el país –anexo a un hospital con residencia para sus estudiantes, “El Nurses Home” – hasta la fecha han regresado 1720 profesionales de Enfermería formados holísticamente siguiendo los principios de excelencia que caracterizan a la Institución2. La Escuela cuenta en la actualidad con un plantel de 9 docentes profesionales en Enfermería con diferente grado académico (licenciatura y maestría) en la planta estable. Se trata de un plantel de docentes-técnicos, con recursos y competencias para resolver eficientemente problemas educativos. Sin embargo, estos altos niveles de formación técnico-académica no se reflejaban en la producción científica vinculada a la Enfermería: la investigación se ha mantenido como una actividad que coexiste separada de la docencia.

En este marco, y concibiendo al “(…) profesor como investigador y al proceso de formación como un proceso de investigación sobre su propia práctica (…)”–según las palabras de Ángel Pérez Gómez3– y reconociendo que el proceso de investigación enriquece tanto al docente-investigador como a toda la comunidad educativa, desde la Dirección de la Escuela de Enfermería del HB se propuso iniciar un proceso progresivo de formación de sus docentes en el área de investigación. Este proyecto no solo supuso un compromiso de la institución y un gran esfuerzo cognitivo del plantel docente, sino que redundó en un crecimiento personal y profesional de enorme riqueza que se espera se derrame sobre toda la comunidad hospitalaria.

A través de las palabras de Latorre Beltran podemos describir con claridad la importancia que la experiencia propuesta por la Dirección de la Escuela de Enfermería del HB posee a nivel de profesionalización de su plantel docente:

En el ámbito de la capacitación docente la propuesta de la enseñanza como la investigación se constituye en una modalidad de formación que integra la docencia y la investigación en las aulas, de forma que esta y la formación profesional son procesos interrelacionados. La profesión docente requiere desarrollar constantemente nuevos conocimientos en relación con los cambios continuos que tienen lugar en la sociedad; de ahí que la acción investigadora de los docentes se constituya en su elemento profesionalizador1.

Fundamentos de la experiencia

Si reconocemos la formación en investigación como instrumento profesionalizador del personal docente, en el caso particular de los profesionales de Enfermería, es importante señalar que la investigación adquiere un valor adicional en lo vinculado al aumento del cuerpo teórico propio de la profesión.

En este sentido cabe señalar que numerosos conocimientos necesarios para el ejercicio de la Enfermería (como por ejemplo en el campo de la fisiología, anatomía, bioquímica, etc.) son tomados de estudios realizados por profesionales de otras áreas de la salud, lo que redunda en una falta de autonomía teórica y en una consecuente falta de reconocimiento de la profesión en el ámbito académico-científico.

Al respecto Pardo4, señala que “(…) el enfermero debe cultivar un campo propio de investigación y, en él, no debería depender exclusivamente de lo que investiguen otros profesionales de la salud. El campo que es especial responsabilidad de la Enfermería debe ser trabajado por ella misma”. Siguiendo la misma línea de pensamiento Escudero Hermoso asegura:

La investigación en Enfermería surge de la necesidad de profundizar en el cuerpo propio de los conocimientos de forma continua. Ello permite mejorar la calidad de la asistencia prestada por los profesionales y potenciar el desarrollo de la Enfermería. Constituye una parte fundamental para una correcta atención a los enfermos, por tanto la acción de investigar debe estar al alcance de todo enfermero5.

Asumiendo la responsabilidad frente a los supuestos planteados como formador de Enfermeros profesionales y formador de formadores simultáneamente, la Dirección de la Escuela de Enfermería del HB inició a comienzos del 2014 una experiencia que se desarrolló en varias etapas:

1. formación de los docentes de la Escuela de Enfermería en investigación,

2. investigación de campo en el ámbito del Hospital Británico,

3. análisis y evaluación de los resultados obtenidos,

4. bajada al aula del producto obtenido, y

5. propuestas de intervención la situación dentro y fuera del espacio áulico.

El punto de partida fue un interrogante que desde hace varios años se ha planteado –hasta podríamos decir instalado– en el ámbito de la comunidad hospitalaria del HB vinculado a la imagen que la sociedad posee de la Enfermería como profesión y, la dificultad que desde la práctica misma han tenido los profesionales del área para hacer visible e identificable las competencias propias del rol profesional de Enfermería como disciplina autónoma e independiente, a pesar de los avances en el grado académico de los profesionales.

Al mismo tiempo, los docentes de la Escuela de Enfermería de la HB han detectado los efectos que esta realidad tiene sobre la autoestima de los estudiantes de Enfermería y en su continuidad en la carrera, razón por la cual se decidió problematizar esta situación y utilizarla como disparador de un proyecto de investigación que formó parte de la experiencia de formación de docentes-investigadores.

Cabe señalar, que esta experiencia se encuentra en pleno desarrollo. En la actualidad se está finalizando con la cuarta etapa. Paralelamente se está elaborando una propuesta de intervención en la comunidad hospitalaria con el fin de revertir los efectos negativos que poseen -sobre la identidad profesional del personal de enfermería y de los estudiantes del HB- los estereotipos y modelos culturales según los cuales el profesional de enfermería sólo reviste el estatus de auxiliar del médico. Esta propuesta, perteneciente a la quinta y última etapa de la experiencia descripta en el presente trabajo, debe ser elevada y aprobada por las autoridades del HB previamente a su implementación.

Primera etapa, formación de docentes investigadores.

En primera instancia, y con el objetivo de dar el puntapié inicial a la experiencia propuesta, la Dirección de la Escuela de Enfermería del HB decidió proporcionar herramientas metodológicas de investigación a los docentes-enfermeros como un nuevo ingrediente del proceso de formación continua de su plantel docente. Para ello, durante el mes de febrero y marzo de 2014 se dictó un taller de Metodología de la Investigación. El mismo consistió en seis encuentros semanales a cargo de docentes expertos en el área –se contó con la colaboración de docentes-investigadores categorizados en el Programa de Incentivos del Ministerio de Educación pertenecientes al plantel de docentes-investigadores de la Facultad Regional Buenos Aires de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN.BA) –.

Esta capacitación facilitó a los docentes-enfermeros participantes tanto el manejo de teorías y prácticas metodológicas, como el desarrollo de nuevas competencias (conocimientos, habilidades, actitudes) necesarias para la elaboración de proyectos de investigación de manera crítica y ética, lo cual constituye en la actualidad, una necesidad innegable para el desarrollo profesional del plantel de docentes-enfermeros de la Escuela de Enfermería del HB de manera que puedan sumarse a la comunidad científico-académica con la visión de contribuir al desarrollo de su experticia respondiendo de ésta manera a las necesidades de la población.

Objetivos específicos de la capitación

Entre los objetivos planteados para la capacitación podemos destacar, que el profesor-enfermero:

• desarrolle el pensamiento crítico en la utilización de textos académicos y de divulgación científica.

• conozca y se apropie del proceso de investigación científica y sus componentes teóricos-metodológico

• desarrolle las competencias necesarias para realizar trabajos de investigación dentro del área educativa y formación profesional de Enfermería respondiendo a las necesidades surgida de la sociedad.

Metodología de la formación

Se realizaron seis (6) encuentros semanales durante el mes de febrero y marzo de 2014. Cada encuentro fue desarrollado bajo la modalidad de taller en el cual se articularon fundamentos y marcos teóricos con prácticas específicas las cuales se plasmaron en documentos escritos considerando los diversos aspectos didácticos como facilitadores de la comprensión y asimilación de los contenidos teóricos.

Segunda etapa, trabajo de campo en el ámbito del HB

En el marco de la segunda etapa, un grupo seleccionado de los docentes-enfermeros capacitados desarrolló una investigación cuali-cuantitativa. La misma se desarrolló en dos sub-etapas.

La primera, consistió en un relevamiento documental sobre la problemática planteada –la imagen que la sociedad posee de la Enfermería como profesión y el grado de conocimiento que se posee de las competencias o incumbencias propias del rol profesional de Enfermería como disciplina autónoma e independiente- con el fin de pesquisar el estado del arte, el cual consideramos para el caso particular de los docentes-enfermeros actuantes como investigadores en esta experiencia

(...) una herramienta que permite al investigador, no sólo conocer la producción actualizada, sino también la oportunidad de tener un conocimiento mayor en relación con el tipo de investigación, las temáticas y las áreas de desarrollo, ofreciendo al profesor una verdadera experiencia de auto-aprendizaje, que puede ser compartida y vivenciada de manera conjunta con los estudiantes6.

La segunda, consistió en la realización de un cuestionario. La misma se efectuó a pacientes de las unidades de internación general del Hospital Británico durante los meses de julio/agosto. Se utilizó un instrumento con 13 preguntas de opción múltiple con el fin de indagar sobre los conocimientos que poseían los pacientes en relación a aquellos aspectos vinculados con la profesión de enfermería, entre ellos destacamos los siguientes:

• formación académica de los enfermeros,

• funciones propias del profesional de enfermería, entre ellas se incluyó la docencia e investigación,

• incidencia de la formación en enfermería sobre la calidad de atención,

• autonomía en la planificación de cuidados al paciente, haciendo hincapié en la relación con el médico tratante.

Para la confección del formulario utilizado se tomó como referencia la Ley de ejercicio de Enfermería N° 24.004 sancionada el 26 de septiembre 1991 y promulgada el 23 de octubre de 1991, la norma mencionada plasma las incumbencias propias del rol profesional.

Como se comentó anteriormente, los cuestionarios fueron tomados durante el mes de julio y agosto en un mismo rango horario, en los mismos servicios. Los docentes-enfermeros-investigadores, en cada caso se presentaron como Licenciadas en Enfermería y docentes de la Escuela de Enfermería del HB previo a comenzar la consulta a cada paciente en forma personalizada. Se obtuvieron 133 registros.

Tercera etapa, análisis y evaluación
de los resultados obtenidos

El análisis del material obtenido a partir de los cuestionarios realizados permitió arribar a los siguientes resultados cuantitativos (en este trabajo se plasma un breve resumen de los datos más relevantes):

1. Respecto al conocimiento que los pacientes poseían sobre la formación de los enfermeros del servicio llamó la atención que el 34% de los consultados dijo que no sabe cuál era la formación del personal de enfermería que lo atendía, en tanto el 30 % respondió que poseían el grado de Licenciados, el 30% que poseían el grado de técnicos y el 9% que poseían el nivel de auxiliar de enfermería (ver Gráfico 1).

2. Respecto al rol y competencias específicas de la profesión de enfermería, el 100% de los pacientes consultados respondió que las áreas de docencia e investigación no corresponden a la enfermería. Si, en cambio, las áreas de higiene y confort fue reconocida como propia de la enfermería por el 82 %, de los pacientes consultados, en tanto la administración de medicamentos por el 83,90%. Porcentajes similares se obtuvieron en todas las actividades que realiza el enfermero en el campo asistencial, la medición de drenajes y curaciones, la promoción y prevención de la salud, la educación para el alta, las actividades de escucha, contención, etc. (Ver Gráfico 2).

3. En relación al profesional al cual acudían para evacuar dudas sobre su tratamiento, los resultados reflejaron que un 106.88 % de los pacientes recurrían al médico y sólo en un 10.9% al personal de enfermería (ver Gráfico 3).

4. Respecto a la autonomía para la planificación de los cuidados del paciente sólo el 8.8% de los pacientes consultados respondió en forma afirmativa, mientras que el 71,6% respondió que pocas veces la enfermería es una actividad autónoma (ver Gráfico 4).

Los datos obtenidos, permiten inferir el gran desconocimiento que poseen los pacientes de HB respecto a la formación y funciones específicas que tiene el cuerpo de enfermería que trasciende al área de asistencia. Esta situación de desconocimiento favorece la no visualización de la profesión como tal y ubica al enfermero en el imaginario del paciente como el profesional que desarrolla una serie de actividades, solamente según indicaciones médicas. En este sentido cabe citar las palabras de la Lic. Teresa Micozzi respecto al imaginario social de la profesión:

La enfermería es una carrera muy desprestigiada. Algo así como que en la medicina están los que piensan y en enfermería los que hacen, pero en realidad eso se está modificando, y sobre todo en los países del primer mundo7.

Como puede apreciarse, en las palabras de la Lic. Micozzi se reflejan claramente en las respuestas obtenidas de los pacientes del HB. Esta realidad -se infiere en una primera aproximación crítica- podría ser producto, en parte, de una situación de coyuntura socioeconómica por la cual la carrera de enfermería es utilizada frecuentemente como una rápida salida laboral y/o un eslabón para migrar a otras carreras técnicas o universitarias. Como consecuencia, los pacientes podrían no percibir, con amplitud necesaria, qué actividades son propias de la enfermería al ser puestas en prácticas por individuos que solo “están de paso” ejerciendo la profesión y se limitan a la repetición sistemática de técnicas.

No cabe duda, más allá de la necesidad de un análisis más profundo, se encuentra en proceso de desarrollo, como señala Colliere Marie Francoise “(...) la sociedad aún considera a la enfermería como el auxiliar del médico cuando son dos profesiones diferentes que se complementan en la atención del paciente (...)8”.

Cuarta etapa, bajada al aula del producto obtenido

La bajada al aula del producto obtenido se instrumentará en dos sub-etapas. La primera, siguiendo lo expresado sobre investigación y difusión del conocimiento de enfermería en el inciso ocho del artículo ‘Políticas de Enfermería para el decenio del 2000’ (FAE-AEUERA) en el cual se declara “la imperiosa necesidad de retomar el camino de la investigación que enriquezca el marco teórico de la práctica y educación en enfermería y salud”, se implementó a partir del mes de agosto un taller cuatrimestral de Metodología de la Investigación destinado a alumnos de la Escuela de Enfermería del HB9.

Objetivos de la capitación

El taller propuesto tiene como objetivo general que el estudiante desarrolle las competencias necesarias para apropiarse de elementos teóricos, metodológicos y prácticos a través de la realización de trabajos de rigurosidad académica, de manera crítica y ética, en el área de enfermería con el fin de que los futuros profesionales que se incorporen a la comunidad científica con la visión de contribuir al desarrollo de su área de experticia respondiendo a las necesidades de la sociedad.

Metodología empleada

En esta primera experiencia se propuso un encuentro teórico-práctico semanal de dos horas cátedra a cargo de docentes-investigadores de la UTN.BA. La planificación de trabajos prácticos tuvo como base la articulación de los contenidos del taller con los resultados de la investigación realizada por los docentes de la Escuela de Enfermería del HB, procurando andamiar su comprensión y asimilación a través de la utilización de una serie de recursos didácticos y tecnológicos con el fin de promover la búsqueda de respuestas creativas a los resultados obtenidos, generar relaciones significativas, interrogantes y nuevos aprendizajes.

La segunda sub-etapa, está planificada para ser implementada en el transcurso del cierre de cursada -fines del mes de noviembre- y a lo largo del próximo año en los tres niveles de la Carrera de Enfermería del HB. La misma consistirá en encuentros dialógicos entre los alumnos y los docentes-enfermeros participantes de la experiencia con el fin, no solo de comunicar los resultados científicos obtenidos, sino de generar consensos que faciliten trascender los estereotipos y modelos culturales -en algunos casos fuertemente arraigados en la identidad del estudiante- según los cuales el profesional de enfermería reviste el estatus de auxiliar médico.

No cabe duda que con el fin de lograr este objetivo será necesario hacer una “(...) diferenciación entre los profesionales de hoy y las generaciones anteriores y aquellos aspectos de la historia de la Enfermería, que interfieren con la independencia y la autonomía profesional”10.

Quinta etapa, intervención sobre la situación dentro y fuera del espacio áulico.

Como se comentó al inicio de este trabajo, a la fecha se está finalizando con la cuarta etapa de la experiencia y paralelamente se está desarrollando una propuesta de intervención en la comunidad hospitalaria con los siguientes objetivos:

1. revertir los efectos negativos de los estereotipos y modelos culturales sobre la imagen de enfermería,

2. facilitar la re-construcción colectiva de la identidad profesional del personal de enfermería y de los estudiantes, y

3. arbitrar acciones para la trascendencia a la comunidad hospitalaria en su conjunto de una imagen más amplia y acorde a la formación del enfermero del HB.

Para finalizar, consideramos pertinente citar a S. Leddy y M. Pepper quienes ya a principios de la década del ‘80 en el texto “Bases conceptuales de la enfermería profesional” hacen referencia a la relación existente entre imagen y profesión de Enfermería

Puesto que la posición ocupada hoy por la profesión se relaciona de alguna manera con las imágenes que tiene la sociedad sobre la enfermería y con los orígenes del grupo, es importante modificar esas imágenes distorsionadas y modificar el yo profesional de la Enfermería10.

Conclusiones preliminares de la experiencia

La ciencia se ha valido durante siglos de las herramientas de la metodología de la investigación para generar nuevos conocimientos y teorías que promovieron la evolución de la enfermería. El antecedente más relevante lo constituyen las “Notas de Enfermería” de Florence Nigthingale (1859), quien recolectó datos sobre la incidencia del medio ambiente en el estado de salud psicofísica de la personas. Mediante estos registros se pudo generar cambios en la atención de enfermería e introducir una notable mejoría en la salud de los pacientes. Florence Nigthingale es considerada la precursora de la enfermería moderna.

En la actualidad, Enfermería tiene dos grandes desafíos. El primero, investigar su propia disciplina, que es fundamentalmente el cuidado del paciente. El segundo, desde el área de Educación, el fortalecimiento de la formación de los docentes en investigación.

Docencia, asistencia e investigación se constituyen como aliados fundamentales en la construcción de la identidad profesional del enfermero. Identidad que debe estar acompañada de una visión integradora y global de la profesión de manera que sea posible acercarse eficazmente a la comprensión y también a la explicación del objeto de interés (cuidado del paciente). En este sentido, el fortalecimiento de la profesión como tal a través de proyectos de investigación desarrollados por enfermeros-docentes, y la socialización de los resultados obtenidos con profesionales de distintas áreas posee un efecto multiplicador de los beneficios obtenidos.

Amén de lo expuesto, la investigación sigue siendo un aspecto pendiente de la Enfermería. En la actual “sociedad del conocimiento” los enfermeros no deberíamos permanecer estáticos sino fortalecer y conformar redes de investigación donde se nuclee profesionales y conforme -desde el ámbito académico- espacios de reflexión teórica científica sin dejar de incluir al área asistencial-humanística debido a que, en el caso de la Enfermería, no puede separarse una de la otra. Sin embargo, para lograr este objetivo será necesario superar algunas barreras del desarrollo científico de la enfermería vinculadas a motivos humanos, profesionales, sociales de género y de conocimiento.

En este sentido Enfermería tiene como desafío para los próximos años promover o desarrollar el “status científico” de los conocimientos producidos por sus profesionales, para lo cual es necesario la existencia de un corpus de conocimiento propio apoyado por el colectivo enfermero que distinga su teoría de la producida por otras disciplinas con el fin que la comunidad pueda visualizar la labor de la Enfermería en los diversos ámbitos del área asistencial. Para alcanzar esta meta será necesario continuar fortaleciendo las competencias de los enfermeros-docentes en el área de investigación, quienes a su vez serán capaces de transmitir a los estudiantes la necesidad de incorporar la investigación en el desempeño profesional ya sea como formador (docente) ó como enfermero asistencial.

Concluimos que, utilizar la investigación como instrumento de formación de profesores ha tenido resultados altamente satisfactorios lo cual fortalece aún más la decisión de la Dirección de la Escuela de Enfermería del HB de promover la profesionalización docente a través de la investigación, de manera que no solo se favorezca la renovación de los conocimientos mediante el planteo de situaciones problemáticas de las prácticas de Enfermería sino, se profundice el desarrollo de competencias propias de disciplina.

  1. Latorre A. El profesorado como investigador. En: La investigación-acción: Conocer y cambiar la práctica educativa. Editorial Graó. Barcelona 2003, p 7-16.

  2. Young P, Hortis de Smith V, Chambi MC, Finn BC. Florence Nightingale (1820-1910), a 101 años de su muerte. Rev Med Chil 2011; 139: 807-13.

  3. Pérez Gómez AI. La reflexión y experimentación como ejes de la formación de profesores. Universidad de Málaga. Editorial Mimeo. Málaga 1997, p 10.

  4. Pardo A. Aspectos éticos de la investigación en Enfermería clínica. En Investigación: su lugar en la educación y en la práctica de la Enfermería. Departamento de Bioética, Universidad de Navarra, EUNSA, Pamplona 1995, p 2.

  5. Escudero Hermoso V. La ética de la investigación enfermera. Rev enferm CyL 2010; 2: 3-14.

  6. Eslava Albarracín DG, Puntel de Almeida MC. Representaciones Sociales de salud y enfermedad: investigando el estado del arte. Ciencia y enfermería 2002; 8: 59-72.

  7. Loja M, Micozzi T. La formación en enfermería: del desprestigio a la calificación profesional. El Capital. Sección Educación, 13 de mayo de 2006. Año CXXXVII Nº 49109.

  8. Colliere MF. (1993) Promover la vida. Editorial McGraw-Hill/Interamericana. España 1993, p 79.

  9. Federación Argentina de Enfermería. Asociación de Escuelas Universitarias de Enfermería de la República Argentina. Políticas argentinas de enfermería para el decenio 2000. En Primera Conferencia de Políticas de Enfermería. Córdoba 1998: FAE-AEUERA.

  10. Leddy S, Pepper JM. (1989) Bases conceptuales de la enfermería profesional. OPS. Editorial Lippincott Company. Filadelfia 1989, p 159-176.

Autores

Teresa Gómez
Directora de la Escuela de Enfermería del Hospital Británico..
Fernando Napoli
Director de la Maestría en Docencia Universitaria de la UTN.BA y del Doctorado en Educación de la UCSF..
Patricia Tilli
Docente e investigadora de la UTN.BA.

Autor correspondencia

Teresa Gómez
Directora de la Escuela de Enfermería del Hospital Británico..

Correo electrónico: tgomez@hbritanico.com.ar

Para descargar el PDF del artículo
La investigación como instrumento de formación de profesores de la Escuela de Enfermería del Hospital Británico. Una experiencia académica con impacto en la comunidad docente

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Fronteras en Medicina, Volumen Año 2014 Num 03

Haga click aquí

Auspicios

Titulo
La investigación como instrumento de formación de profesores de la Escuela de Enfermería del Hospital Británico. Una experiencia académica con impacto en la comunidad docente

Autores
Teresa Gómez, Fernando Napoli, Patricia Tilli

Publicación
Revista Fronteras en Medicina

Editor
Hospital Británico de Buenos Aires

Fecha de publicación
2014-09-30

Registro de propiedad intelectual
© Hospital Británico de Buenos Aires

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.

Auspicios


Hospital Británico de Buenos Aires
Perdriel 74 (1280AEB) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina |Argentina | tel./fax (5411) 4309 - 6400 | www.hospitalbritanico.org.ar

Hospital Británico de Buenos Aires | ISSN 2618-2459 | ISSN digital 2618-2521

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión 2.2.1.3 ST