FacebookTwitter

 

Carta al Editor

Alessandra Giliani (1307-1326): la primera mujer anatomista

Pablo Young, Sergio C Verbanaz

Revista Fronteras en Medicina 2021;(01): 0072-0074 | Doi: 10.31954/RFEM/2021001/0072-0074


Este artículo no contiene resumen

Este artículo no contiene abstract




Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Hospital Británico de Buenos Aires. Para solicitudes de reimpresión a Revista Fronteras en Medicina hacer click aquí.

Recibido 2021-02-12 | Aceptado 2021-02-28 | Publicado 2021-03-31


Esta revista tiene libre acceso a descargar los artículos sin costo (Open Acces), además se encuentra indizada en Latindex y LILACS (BVS.org) y en proceso de incorporación en el núcleo básico de revistas del CONICET

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Figura 1. Portada de Anathomia corporis humani, escrito en 1316 por Mondino de Luzzi. https://en.wik...

Figura 2. Lección de Anatomía, donde se representa a Mondino de Luzzi sentado en un sillón, publ...

Figura 3. Utilización de puntero. Grabado en madera de una disección anatómica del siglo XVII, au...

Figura 4. El anatomista Mondino di Luzzi realizando su primera disección en el teatro de anatomía ...

Sr. Editor

Recientemente hemos escrito un extenso trabajo titulado “La autopsia y la necesidad de su resurgimiento a nivel hospitalario” y hemos recordado una de las primeras lecciones de anatomía de la Edad Media en manos del Dr. Mondino de Luzzi (1270-1326)1.

En Bolonia prosperaron las disecciones públicas autorizadas por la iglesia no solo con fines legales sino también con el objeto de enseñar anatomía a los médicos2. En esta ciudad surge el primer libro de anatomía humana, Anathomia corporis humani, escrito en 1316, por Mondino de Luzzi. Fue un manual de disección y texto anatómico que se copiaba a mano; la primera edición impresa en Padua es de 1478 y desde entonces se imprimieron más de 40 ediciones (Figura 1). Por 200 años fue el texto indiscutido de anatomía. Mondino encontraba en las disecciones lo que decía Galeno que debía encontrar, no lo que veía. Además, ¿cómo reconocer lo anormal si no se conocía lo normal? Por otra parte, si la causa de las enfermedades eran los humores alterados, no tenían importancia las anormalidades que pudieran haber, excepto las groseras3. En el siglo XIV, Mondino realizó la primera disección humana en público, en la Universidad de Bolonia (Figura 2). Además, estableció cuál debería ser el orden de la disección de acuerdo con la velocidad de descomposición de los diferentes órganos, comenzando por la cavidad abdominal, siguiendo con la cavidad torácica y finalizando con la cavidad craneal. Las disecciones eran llevadas a cabo en cadáveres de criminales recientemente ajusticiados, habitualmente en invierno para preservar mejor los órganos1,3.

De lo que se habla menos es que en esa lección de anatomía debajo de Mondino y junto al cadáver aparece Alessandra Giliani (si bien se dice que es ella, nunca lo sabremos), la primera mujer en ser registrada en documentos históricos como patóloga y anatomista. Trabajó como asistente del célebre médico y profesor Mondino de Luzzi en la Universidad de Bolonia donde ingresó en 1323. Desgraciadamente –puesto que Giliani tenía futuro en el ámbito de la medicina–, la muerte la visitó antes de tiempo: murió con 19 años, a causa de una sepsis, el mismo año que su maestro Mondino de Luzzi.

El nacimiento de Giliani no se conoce con precisión, aunque se cree que fue en el año 1307 en San Giovanni in Persiceto, en la región de Emilia-Romagna. Tal como se menciona, trabajó como ayudante de cirugía en la Universidad junto a de Luzzi. El profesor utilizaba los cadáveres para las clases de anatomía y Giliani se encargaba de prepararlos para la disección. Al parecer, conocía muy bien las técnicas de mantenimiento de los cuerpos. También participaba en las clases que daba de Luzzi. Además, llevó a cabo sus propias investigaciones y de aquellas pruebas, precisamente, ideó un método para drenar la sangre de un cadáver y sustituirla por una sustancia que endurecía los vasos sanguíneos. El fluido que utilizaba era cera líquida de colores. Gracias a esa técnica, logró dibujar el camino que hacía la sangre y de esta manera contribuyó a comprender con más exactitud el conocimiento circulatorio del ser humano.

Lección de anatomía o Lección de anatomía del doctor Mondino de Luzzi “es un grabado realizado entre 1487 y 1493, con autor desconocido. Este grabado fue la portada de Anathomia corporis humani. En el grabado aparecen tres personajes: el cadáver, el ayudante y el médico profesor.Mondino aparece sentado en un sillón-trono-silla y está leyendo un libro para guiar la lección (Figuras 1 y 2). El libro es una recopilación de las ideas galénicas. Normalmente el médico no realizaba la disección, sino que la guiaba y era el ayudante quien la hacía4. El ayudante recibía el nombre de prosector1,4. Aunque Mondino llegó a realizar algunas lecciones abriendo él mismo el cadáver, siendo pionero en esto, normalmente el prosector estaba encargado de preparar el cuerpo, abrirlo y seguir las indicaciones del profesor. Mondino está sentado leyendo el texto, mientras que el prosector escucha sus indicaciones. El prosector está señalando una parte del cuerpo que le ha indicado Mondino. Normalmente se señalaban con un puntero, aunque en este caso simplemente con las manos (Figura 3)4. Como se mencionó previamente la persona que aparece como prosector es Giliani. En la obra podemos ver cómo está manipulando el cuerpo. A su derecha está el único instrumento médico que aparece en el grabado que es un cuchillo. La otra figura que aparece en la obra es el cadáver, cuya identidad en este caso se desconoce. Probablemente fue un hombre sentenciado a muerte y ejecutado4. Es importante destacar que, al ser una lección, habría espectadores, aunque en esta obra no aparecen como en la lección de anatomía del Dr. Tulp4. Los personajes aparecen colocados en forma triangular, estando Mondino de Luzzi en el vértice superior y el cadáver en el lado inferior. Además, el tamaño de Mondino es considerablemente mayor al del resto de personajes, teniendo en cuenta además que está sentado (una persona sentada y más alejada no puede medir lo mismo que una más cerca y extendida). Esto es un método para añadir prestigio, importancia, al igual que la presencia de sombrero que es símbolo de estatus.

La otra pintura sobre el anatomista Mondino de Luzzi realizando su primera disección en el teatro de anatomía de Bolonia (Figura 4) la realizó Ernest Board (1877-1934) quien pasó gran parte de su carrera en Bristol, sus obras más conocidas se ocuparon de los aspectos históricos de esa ciudad. Pero alrededor de 1912, Sir Henry Solomon Wellcome (1853-1936) le encargó que pintara una serie sobre importantes hazañas de la ciencia. Esta pintura forma parte de una serie relacionada con la salud, que pertenecen a la Wellcome Library de Londres.

Además de la virtuosa Giliani, de Luzzi contaba con otro discípulo: Otto Agenius. Este, cuando Alessandra falleció, honró su memoria con una placa en el San Prieto e Marcellino: “Encerradas en esta urna las cenizas del cuerpo de Alessandra Giliani, doncella de Periceto, hábil con el pincel en las demostraciones anatómicas, y discípula, igualada por pocos, del muy notable médico Mondino de Luzzi, esperan la resurrección. Vivió diecinueve años; murió consumida por sus trabajos el 26 de marzo de 1326. Otto Agenius Lustrulanus, privado por su pérdida de lo mejor de sí mismo, su excelente compañera merecedora de lo mejor, ha erigido esta lápida”.

En la Edad Media no se prohibió la disección de los cadáveres para las investigaciones anatómicas, siempre que estas tuvieran fines didácticos. El Concilio de Tours (1163) y el Decreto que elaboró el papa Bonifacio VIII a principios del siglo XIV, no se han interpretado correctamente a lo largo de la historia1. De hecho, no existió ninguna norma universal que prohibiera la disección o la autopsia de los cadáveres. Asimismo, entre los siglos XIV y XVI, en las Universidades de Padua y Bolonia, las disecciones humanas significaron la resurrección de la anatomía y con ellas se mejoraron las técnicas quirúrgicas.

Sir William Osler (1849-1919) dijo de Alessandra Giliani: “Murió, consumida por su trabajo, a la temprana edad de diecinueve años, y su monumento aún está por verse”5. La enseñanza de la anatomía en los tiempos de Mondino y Alessandra Giliani requería que el profesor estuviera sentado en una silla alta o “cátedra” desde donde leería un libro de anatomía de Galeno u otro autor respetado mientras que un prosector mostraba las estructuras a los estudiantes. El profesor no consideraría bajar de la cátedra para discutir la anatomía mostrada. Esto fue cambiado por Andrea Vesalio1.

La vida y muerte de Alessandra Giliani ha sido novelizada en el libro de ficción “A Golden Web” de Bárbara Quick. Mondino de Luzzi iluminó el camino, gracias a la ayuda de Giliani (que de alguna manera sigue la senda iniciada en la antigüedad por algunas médicas), cuando publicó la guía de disecciones en 1316; un libro que, años más tarde, se convertiría en la base de la anatomía.

  1. Young P, Urroz CL, Finn BC, Cámera JC. La autopsia y la necesidad de su resurgimiento a nivel hospitalario. Fronteras en Medicina 2020;15(2):126-35.

  2. Romero y Huesca A, Ramírez-Bollas J, Ponce-Landín FJ, Moreno-Rojas JC, Soto-Miranda MA. La cátedra de Cirugía y Anatomía en el Renacimiento. Cir Cir 2005;73:151-8.

  3. Mavrodi A, Paraskevas G. Mondino de Luzzi: a luminous figure in the darkness of the Middle Ages. Croat Med J 2014;55(1):50-3.

  4. Rosler R, Young P. La lección de anatomía del Dr. Tulp: el inicio de una utopía médica. Rev Med Chil 2011;139:535-41.

  5. Young P, Finn BC, Bruetman JE, Emery JDC, Buzzi A. William Osler (1849-1919): el hombre y sus descripciones. Rev Med Chile 2012;140:1223-32.

Autores

Pablo Young
Servicio de Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires.
Sergio C Verbanaz
Servicio de Infectología. Hospital Británico de Buenos Aires.

Autor correspondencia

Pablo Young
Servicio de Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires.

Correo electrónico: pabloyoung2003@yahoo.com.ar

Para descargar el PDF del artículo
Alessandra Giliani (1307-1326): la primera mujer anatomista

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Fronteras en Medicina, Volumen Año 2021 Num 01

Haga click aquí

Auspicios

Titulo
Alessandra Giliani (1307-1326): la primera mujer anatomista

Autores
Pablo Young, Sergio C Verbanaz

Publicación
Revista Fronteras en Medicina

Editor
Hospital Británico de Buenos Aires

Fecha de publicación
2021-03-31

Registro de propiedad intelectual
© Hospital Británico de Buenos Aires

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.

Auspicios


Hospital Británico de Buenos Aires
Perdriel 74 (1280AEB) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina |Argentina | tel./fax (5411) 4309 - 6400 | www.hospitalbritanico.org.ar

Hospital Británico de Buenos Aires | ISSN 2618-2459 | ISSN digital 2618-2521

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión 2.2.1.3 ST